Opiniónsobre registro jornada

¿La inestabilidad política afectará al Registro de la Jornada Laboral?

Ante la falta de candidato para formar gobierno se abre un nuevo periodo electoral. En los próximos días comenzará la campaña que previsiblemente no finalizará hasta mediados de noviembre. Posteriormente se convocarán Cortes y el Rey tendrá que entrevistar a los candidatos para confirmar que hay una candidatura con apoyos para formar gobierno. En resumidas cuentas, lo más probable es que no se constituya un gobierno estable hasta el Puente de la Constitución, como paradoja democrática.

Un gobierno en el aire plantea muchas dudas sobre las normativas y leyes aprobadas, sobre todo aquellas implantadas a golpe de Real Decreto. La norma más polémica de los últimos meses, el Registro Obligatorio de la Jornada Laboral, no es una de las que va a plantear dudas o una posible revocación.

La campaña electoral puede mostrar diferentes puntos de vista políticos en cuanto a la jornada laboral, pero en ningún caso conllevará la retirada del registro de la jornada. ¿Por qué? Simplemente porque el Real Decreto 8/2019 es una ley nacional pero ha venido marcada por una disposición europea. En materia laboral vamos siguiendo los pasos de Europa, con cierto retraso con respecto a otros países, pero mirando siempre las nuevas tendencias  (actualmente la flexibilidad y conciliación), implantadas como derechos laborales europeos adquiridos e irrevocables.

El pasado de la norma de Registro de la Jornada Laboral marca su futuro

En 1994 se reformó el Estatuto de los Trabajadores para realizar un registro. La administración entendía que los trabajadores tenían que realizar el registro para probar si había o no horas extras. Desde 1994 hasta 2016 la normativa ha sido objeto de inspecciones. Algunas entidades bancarias muy conocidas fueron sancionadas, aunque era algo poco habitual. Cuando los trabajadores reclamaban horas extras que la empresa no les había reconocido, el hecho de no llevar un registro, situaba en mejor posición a los trabajadores (según lo establecido por tribunales superiores de justifica). Además en 2013 también se modifica el art.12 del ET para los tiempos parciales, por el cual se incluye dentro del estatuto una obligación expresa para los contratos de tiempos parciales.

A finales de 2015, principios de 2016 se dictan sendas sentencias de la Audiencia Nacional contra dos entidades bancarias. Los sindicatos solicitan el registro para contabilizar las horas extra y la respuesta de las dos entidades es que no poseen registro porque no existen estas horas. Tras las sentencias se intensifican las inspecciones siguiendo el criterio de la Audiencia que entiende que se debe llevar el registro haya o no horas extra, sea o no tiempo parcial. 2016 es el año en el que dentro de los programas de Inspección de Trabajo se incluye la fiscalización del registro de jornada. Al año siguiente, la justicia da un vuelco. El Tribunal Supremo, recurridas las sentencias en tasación, entiende que si no hay horas extraordinarias no es obligatorio el registro. La Audiencia Nacional planteó en 2017 estos casos al tribunal de justicia de la Unión Europea para saber qué interpretación era correcta. Aunque todavía hay que esperar a la sentencia del tribunal de Luxemburgo, el abogado general en un informe preliminar determina que en base a la normativa comunitaria el registro es obligatorio si o sí. En el 99% de los casos la opinión del abogado general en su informe preliminar determina la sentencia del juzgado.

Por todo ello, la nueva norma de registro horario no va a desaparecer. Las empresas deben ser conscientes que tienen que seguir registrando la jornada, como vienen haciendo obligatoriamente desde el pasado 12 de mayo.

Sonia Casimiro, Experta en Gestión del Tiempo en Robotics