El salario emocional y la flexibilidad horaria como locomotora de la motivación de empleados

Sabemos que la principal tarea de un departamento de recursos humanos es intentar buscar las mejores soluciones para conseguir tener el mejor talento en la empresa y conseguir retenerlo.

Aunque en Robotics disponemos de muchísimas soluciones (link a la página de producto) orientadas a optimizar y rentabilizar el salario económico, hoy queremos hablarte específicamente sobre el salario emocional.

Pero… ¿Sabes qué es el salario emocional?

Según la asociación española para la calidad, el salario emocional es un concepto asociado a la retribución de un empleado en la que se incluyen cuestiones de carácter no económico, cuyo fin es satisfacer las necesidades personales, familiares y profesionales del trabajador, mejorando la calidad de vida del mismo y fomentando la conciliación laboral. Podemos decir entonces que el salario emocional se refiere a todas aquellas retribuciones no económicas que el trabajador puede obtener de la empresa y cuyo objetivo es incentivar de forma positiva la imagen que tiene sobre su ambiente laboral e incrementar su productividad.

¿El salario emocional puede ser motivacional?

Una de las asignaturas pendientes de los departamentos de Recursos Humanos y, dentro de ellos, de la gestión del talento, es la satisfacción y la motivación de los trabajadores. Sin motivación no hay retención de talento y la rotación de personas aumenta.

Existe la tendencia a pensar que la mejor motivación puede ser un buen salario; y esto, obviamente debe ser el punto de partida para la motivación de los empleados, pero una vez esto está cubierto ¿Qué más podemos hacer?

Existe otro tipo de compensación y salario que complementa al económico y que en muchas ocasiones puede ofrecer más satisfacción, se trata del salario emocional.

Este tipo de retribución puede actuar como “factor motivador” de los empleados y así mejorar la opinión que los mismos tienen de la empresa. Por lo tanto, no se trata de recibir muchísimo dinero, sino de recibir prestaciones que el trabajador entiende como beneficios más valiosos que una subida de sueldo.

Los millenials por ejemplo, ya no tienen suficiente con el salario económico; necesitan además ser recompensados con otro tipo de retribución que les ayude a conciliar la vida profesional y familiar. Aquellas organizaciones que se han situado en la vanguardia de la gestión del talento y del cuidado de su capital humano, ofreciendo a sus empleados un salario emocional, son las empresas preferidas por las nuevas generaciones y se han convertido en las “best places to work”.

La flexibilidad horaria como principal pilar del salario emocional

Entre las diferentes ventajas que ofrecen las empresas en el llamado salario emocional la opción más demandada por los trabajadores es la flexibilidad horaria.

La flexibilidad horaria es la herramienta más utilizada para la retención de talento, ya que permite la conciliación laboral y familiar, así como una gestión más productiva no sólo del tiempo de trabajo sino también del tiempo libre por parte de cada trabajador.

Esta nueva realidad laboral presenta retos importantes para todas las empresas, grandes y pequeñas, a la hora de gestionar su personal, controlar horarios, cumplir con la ley y a la vez conseguir que los empleados estén motivados. Por este motivo, desde Robotics queremos ayudar a las empresas a que puedan incluir la flexibilidad horaria de forma sencilla como parte del salario emocional. Con un software de gestión horaria como VisualTime es posible implementar en la empresa una flexibilidad horaria parcial o total.

VisualTime trabaja con un sistema de “bolsa de horas” que permite a empresa y empleado hacer un computo anual de las horas trabajadas, evitando así además los sobrecostes de horas extra en épocas con mayor carga de trabajo, o el presencialismo no productivo en épocas donde la carga es menor.

Además con la nueva normativa de registro horario podemos implementar el teletrabajo como otro aspecto del salario emocional de nuestra empresa. Para ello el Portal del Empleado es la herramienta más práctica.  Los trabajadores podrán realizar el registro de su jornada, además de centralizar en este formato todas las actividades en las que intervenga Recursos Humano: solicitud de vacaciones, aportar documentación de bajas, conocer el calendario o ver el registro de  la jornada laboral.