ES EN CA PT
Confinamienot, teletrabajo y digitalización

Confinamiento, teletrabajo y digitalización

En plena crisis, el teletrabajo se ha convertido en una solución de emergencia para muchas organizaciones. Sobre todo del sector terciario, que se han visto obligadas a enviar a sus empleados a casa ante un riesgo de contagio que, además de una alarma sanitaria, podría amenazar la continuidad del negocio. Estos días debemos valorar muy positivamente la tecnología, ya que está permitiendo salvar vidas, ser una comunidad unida y realizar teletrabajo. Una epidemia está obligando a empresas y empleados a adaptarse al teletrabajo, ¿será el catalizador para que se normatice trabajar a distancia?

Sin embargo, en la mayoría de los casos, el teletrabajo no se ha generado ni por la conciliación laboral, ni por la sostenibilidad, ni por creer en la digitalización. Por eso ante este “Teletrabajo en Tiempo Récord” muchos empresarios, en el momento de enviar a sus empleados a casa, se han hecho las siguientes preguntas: ¿Cuentan con el acceso a toda la información crítica de mi empresa? ¿Puedo medir el desempeño de cada empleado desde la distancia? ¿Contamos con una comunicación dinámica? ¿Disponemos de las herramientas necesarias para realizar trabajo colaborativo? ¿Están los estándares de ciberseguridad cubiertos desde sus redes locales? Y sobretodo… ¿Puedo continuar cumpliendo con la normativa vigente y evitar sanciones en este escenario de trabajo a distancia?

No olvidemos que la no presencia física del trabajador en la oficina no exime de la obligación de realizar un registro obligatorio de la jornada laboral. Tanto la Inspección de Trabajo como la Seguridad Social ya avisaron que, pese a la situación excepcional que atraviesa el país, seguirán vigilantes ante posibles incumplimientos por parte de las organizaciones, que están obligadas desde mayo de 2019 a llevar un control horario diario.

El teletrabajo, un nuevo descubrimiento para muchos

Tal vez para muchos trabajadores el concepto de teletrabajo ha sido descubierto en primera persona a raíz del confinamiento; pero tanto el teletrabajo como la flexibilidad laboral, son elementos implícitamente adscritos a la llamada transformación digital o revolución 4.0, en la que todo el sector empresarial se encuentra inmerso.

¿Quieres saber cómo gestionar el teletrabajo correctamente? Apúntate a nuestro Webinar con expertos que te asesoraran y darán los mejores consejos. Regístrate aquí.

1,5 millones de teletrabajadores

Durante el cuarto trimestre de 2019 en España, sólo un 7,9% del total de ocupados ha teletrabajado, cuatro décimas más que hace un año, según un estudio de Adecco Group Institute. Una cifra baja, que equivale a poco más de 1,5 millones de personas, aunque cabe decir que supuso un máximo histórico. Obviamente este registro será pulverizado durante los próximos meses y por tanto nos dará una gran oportunidad.

Estamos, ante el mayor experimento de teletrabajo que se ha realizado nunca en nuestro país, y tras de sí nos va a dejar grandes lecciones. Sabremos qué metodología, herramientas y procesos funcionan, y cuáles no; pero también abordaremos grandes retos. Principalmente dos: el de la productividad y el del cumplimiento normativo. En el primer aspecto veremos si dentro de este escenario de teletrabajo podemos mantener la productividad empresarial e individual al mismo nivel que trabajando en el entorno habitual.

Asimismo, sobre la productividad, la apuesta por el teletrabajo durante el estado de alarma puede suponer la palanca definitiva hacia la digitalización de las empresas. Los datos por ahora son bajos. Según un estudio del Observatorio Vodafone sobre la digitalización de las empresas españolas en 2019, solamente un 2% mostraba inquietud por la digitalización; una cifra que aumenta al 12% en empresas de más de 100 empleados. Tal vez esta cuarentena sea la gran oportunidad para muchas pymes para, vistos los resultados de su teletrabajo, plantearse una verdadera apuesta por la digitalización.

Registro Horario en tiempos de confinamiento

Y en cuanto al cumplimiento normativo del registro horario, tras esta situación podremos evaluar las distintas soluciones de gestión horaria, y cuales de ellas han sido creadas para garantizar el registro de la jornada en situaciones de teletrabajo, incluso de rápida implantación. Unas herramientas que favorecen la implementación de soluciones que replican los modelos que ya se aplican a determinados colectivos que teletrabajaban anteriormente, o tenían una presencia discontinua en las organizaciones, como las fuerzas de venta o los distribuidores. En este aspecto, y manteniendo una voluntad de responsabilidad social Robotics lanzó el pasado mes de mayo una versión gratuita de registro de jornada laboral para Pymes, VisualTime Zero.

Tras Robotics han sido muchas las organizaciones que han liberado herramientas que buscan dar apoyo a pymes y autónomos para que puedan desarrollar su actividad desde casa, sobre todo en estos días. Hablamos de plataformas, gestores de proyectos, videoconferencias, procesadores de documentos colaborativos, etc. Incluso, grandes multinacionales están liberalizando servicios de pago, para que nadie se quede atrás en esta crisis.

La consigna es clara, responsabilidad y solidaridad. Tenemos la misma responsabilidad de cumplir con las directrices sanitarias, como hacer todo lo posible para que este frenazo en la economía sea momentáneo y consigamos revertir la situación en la que estamos inmersos. Es el momento de que las organizaciones sean solidarias y piensen en global. Seguro que volveremos más digitales, competitivos y estaremos más capacitados para teletrabajar.

Leer en prensa:

Equipos & talento

Compartir esta entrada