Trabajo remoto

Trabajo remoto: cómo garantizar cumplimiento y operatividad

9 minutos

El trabajo remoto va a ser accesible para más empresas en España durante los próximos meses. Así lo confirma un reciente estudio, que revela que “el 47% incluirá o ampliará el teletrabajo en su política de Recursos Humanos”.

Para poder aprovechar la oportunidad que nos brinda este planteamiento, es fundamental contar con los medios tecnológicos adecuados y con unas reglas básicas para la gestión del tiempo (del equipo y del propio).

Las reglas de disponibilidad son la mejor opción para mantener al equipo conectado y poder mantener su ubicación en remoto sin perjuicio de la productividad. Al pensar en su definición hay que tener presente lo dispuesto en la normativa aplicable para el trabajo remoto en nuestro país (RDL 28/2020 de Trabajo a Distancia).

Trabajo remoto y cumplimiento normativo: premisas para la organización

El teletrabajo ha puesto de moda el trabajo en remoto. Sin embargo, hay que tener en cuenta que “remoto” no quiere decir “desconectado”. Es por ello que la normativa aboga por el cumplimiento de ciertas premisas que ayudan a lograr mantener la confianza y el vínculo con el equipo, a la vez que se garantiza el acceso a los recursos. Por ejemplo:

  • La empresa debe dotar de los medios, equipos y herramientas que se requieran para sacar adelante las tareas. Un software que facilite la comunicación y el registro horario es necesario para el trabajo remoto.
  • También debe garantizar la atención de las dificultades técnicas. De esta forma se evita que el empleado pierda acceso a información importante o la capacidad para conectar con sus compañeros de trabajo o superiores.
  • La empresa debe compensar los gastos vinculados a la actividad laboral. Esta compensación se determinará en el acuerdo o convenio.
  • La empresa no puede exigir que el trabajador utilice dispositivos propios para el desarrollo del trabajo en remoto. Es otro requisito más de cumplimiento a observar.

El horario laboral y las reglas de disponibilidad son dos de los aspectos que mayores dudas plantean a las organizaciones, puesto que son dos cuestiones clave para la operatividad y que pueden verse directamente afectadas por la normativa aplicable.

¿Cómo garantizar la operatividad del equipo de trabajo remoto?

Otro aspecto fundamental es que, a pesar de estar en remoto, se garantice la operatividad del equipo. Con este objetivo, y gracias a la normativa de teletrabajo, es posible crear reglas de disponibilidad. En base a ellas:

a)       El trabajador podrá flexibilizar el horario, respetando los tiempos de disponibilidad y la normativa sobre tiempo de trabajo y descanso. De este modo, se podrá acordar un periodo de tiempo en el que esté disponible para asuntos de la empresa cada jornada. La herramienta que se implemente tendría que ayudar a:

·         Los empleados, para que no pierdan actualización y conozcan cualquier modificación en su calendario. El intercambio de información tiene que ser rápido y sencillo, eficaz.

·         Los responsables de personal, para que puedan atender cualquier cambio, gestionar las solicitudes de vacaciones y garanticen una comunicación interna fluida.

·         Los equipos, para que puedan encontrar a sus miembros en cualquier momento.

b)      Se deberá garantizar el registro de la jornada. Este registro tiene que poder reflejar todo el tiempo de trabajo efectivo que realice el empleado. El control horario es obligatorio por ley y el software el instrumento que hace posible el cumplimiento cuando el trabajo es remoto. Por eso, al hacer la elección tecnológica hay que buscar una herramienta que facilite:

·         El fichaje en trabajo externos y en tareas de producción, con o sin geolocalización, con o sin justificante y que incorpore también un acceso al histórico de registros.

·         La sencilla configuración de solicitud de permisos por parte de los usuarios.

·         La seguridad, por ejemplo, incorporando algún tipo de sistema que evite falseos, como puede ser un software para el reconocimiento facial del empleado.

La APP de VisualTime Portal es la mejor opción para la gestión del trabajo remoto, desde cualquier lugar y en cualquier momento. Además de reunir todos los requisitos que deben buscarse en una herramienta para el trabajo remoto, posibilita la creación de zonas de trabajo autorizadas (WorkPlaces) y sirve para mantener informados a los empleados del progreso de sus tareas o la estimación de fechas de finalización (ProductiV).Con el respaldo de un software de este tipo el proceso de digitalización se simplifica y mejora la gestión del tiempo. La organización y todas las personas que la forman salen ganando porque la tecnología hace posible alcanzar los objetivos de cumplimiento y conciliación en el trabajo remoto.