Smart working

Smart working: el siguiente nivel en el teletrabajo

11 minutos

El smart working es la unión del teletrabajo y las nuevas tecnologías para conseguir un máximo rendimiento del equipo, aunque se encuentre deslocalizado. Este planteamiento de organización laboral permite trabajar de manera más inteligente y flexible, lo que contribuye a alcanzar un triple resultado positivo.

Smart working brinda beneficios a la empresa, los empleados y el medio ambiente. Vamos a ver cómo avanzar del teletrabajo al smart working y qué ventajas tiene avanzar en esta transformación.

¿Qué hace falta para crear un entorno de smart working?

El cambio transformacional hacia smart working puede orientarse trabajando en cuatro áreas:

1.       Dónde y cuándo trabajamos.

2.       Cómo trabajamos juntos.

3.       Nuevas formas de colaborar.

4.       Cómo compartimos espacio en la oficina.

La clave es hacer que las personas piensen de manera innovadora sobre los beneficios que pueden lograr con este marco de trabajo y buscar acuerdos que se adapten a las necesidades del negocio.

Las bases para el desarrollo satisfactorio de un marco de trabajo smart working en la organización son tres:

  • Tecnología y soporte de la misma.
  • Mejores canales de comunicación, empresa – empleado, pero también empleado – empleado.
  • Registro obligatorio de la jornada con flexibilidad horaria. La máxima en teletrabajo es cumplir objetivos, no especialmente horarios, para obtener la máxima productividad, pero también la mejor flexibilidad para conseguir unos empleados más motivados.

¿Cuáles son los beneficios del smart working?

AUMENTAR LA PRODUCTIVIDAD

Hay tres formas clave en las que Smart working puede permitirnos ser más productivos:

1.       Hacer más y / o trabajo de mejor calidad con la misma o menor entrada de recursos. Hablamos de recursos físicos reducidos, mejores sistemas en línea, costes de viaje minimizados y trabajo más efectivo a distancia.

2.       Liberar tiempo para el trabajo productivo, al optimizar los procesos y reemplazar las reuniones de estilo antiguo con técnicas de colaboración flexibles.

3.       Gestión por resultados: el enfoque cambia, para centrarse en entregar resultados.

VisualTime es una de las herramientas que hacen posible el smart working en empresas de todo tipo, desde grandes grupos a PYME. Sus casos de éxito confirman que la gestión horaria es una cuestión de rentabilidad para las organizaciones.

ATRAER Y RETENER TALENTO

Las personas valoran mucho la capacidad de trabajar de manera flexible. Permitir una mayor elección en los patrones de trabajo y capacitar a los empleados para que tomen decisiones responsables sobre cómo desarrollar sus tareas (en qué lugar y en qué horario, por ejemplo) contribuirá a hacer de la organización un excelente lugar para trabajar.

Según una reciente encuesta «el 92 por ciento de los participantes de la Generación Y identifican la flexibilidad como una prioridad máxima al seleccionar un lugar de trabajo» y, como revela otro estudio, “el 81 % creen que la flexibilidad haría su trabajo más atractivo”.

Smart working hace posible esta flexibilidad y, con ella:

  • Retener a los empleados en cuyas habilidades y desarrollo ha invertido la organización.
  • Facilitar que las personas con responsabilidades de cuidado progresen en su carrera.
  • Integrar la flexibilidad en el trabajo diario proporcionando el marco para que las personas puedan alcanzar el equilibrio que aporta la conciliación en el día a día.

Para la plantilla, tener más opciones y autonomía en la forma en que se organiza el trabajo produce una sensación de bienestar, reduce el estrés, promueve el compromiso y permite un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida. Todo ello conduce a más satisfacción laboral y a la retención de empleados.

REDUCIR EL ABSENTISMO

Se ha demostrado que asegurar a los empleados la flexibilidad para gestionar mejor las esferas personal y profesional mediante el trabajo flexible reduce el absentismo en muchas organizaciones.

No se trata de esperar que la gente trabaje cuando está enferma, sino de fomentar una cultura de confianza. Así, toda la plantilla tomará decisiones como adultos maduros sobre si pueden trabajar. A veces, por ejemplo, las personas pueden sentirse claramente mal, y un viaje más un día entero en el lugar de trabajo es demasiado. Sin embargo, pueden sentir que trabajando en casa por un tiempo pueden hacer parte del trabajo del que son responsables.

Esto también puede tener beneficios en términos de mantener un lugar de trabajo saludable, evitando la transmisión de virus a los colegas. Se trata de un tema importante también para las personas con una enfermedad a largo plazo, problemas de salud o que se recuperan de lesiones. El smart working permite crear un entorno propicio para el trabajo que se extiende más allá de los límites físicos de la oficina.

CONVERTIRSE EN UNA EMPRESA MÁS SOSTENIBLE

Muchas organizaciones adquieren el compromiso de ser más respetuosas con el planeta y ambientalmente sostenibles. Usando smart working para reducir los viajes innecesarios (tanto en desplazamientos diarios, como en viajes de negocios) y reducir el consumo de recursos, se puede minimizar la huella de carbono de la organización y contribuir a la responsabilidad social corporativa.

Smart working: cuando la tecnología impulsa la productividad y facilita la flexibilidad

La gestión de tareas planteada desde el marco de Smart working permite impulsar la productividad en equipos en remoto, manteniendo la flexibilidad horaria. Para poder llevar a la práctica este enfoque, es preciso estar apoyado siempre por la tecnología más avanzada y puntera, como VisualTime.

Las herramientas VisualTime hacen posible cumplir con la legislación sin hacer mella en la productividad. Son un ejemplo de cómo la innovación se pone al servicio de la eficiencia, la conciliación y la reducción de costes en la organización.