reducción jornada

Reducción de jornada: qué es, tipos y cómo gestionarla

9 minutos

¿Sabes qué es la reducción de jornada? ¿Cuáles son las situaciones en las que se puede pedir? ¿Como organización, que se debe tener en cuenta para una gestión eficaz de las mismas?

Uno de los pilares fundamentales para la conciliación laboral y familiar está en encajar las horas de trabajo con las responsabilidades personales, pero no siempre es posible. La reducción de jornada es una opción muy interesante para estas situaciones, facilitando el bienestar del empleado, y la operatividad de la organización.

¿Qué es la reducción de jornada?

El concepto es muy sencillo: el trabajador destinará menos tiempo de trabajo efectivo en su puesto para poder ocuparse de aquellas responsabilidades personales o familiares que requieran de su atención. 

Ahora bien, la reducción de jornada viene asociada a una reducción de salario proporcional, ya que se entiende que al destinar menos horas también será menos productivo. 

Tipos de reducción de jornada laboral

Sin entrar en demasiados detalles, a continuación encontrarás los tipos de reducción de jornada más comunes contemplados en la normativa laboral.

Expediente de regulación temporal de empleo

También conocido como ERTE, se utiliza en situaciones extraordinarias que afectan a la productividad de la empresa. Puede ser una suspensión total del empleo o simplemente parcial. Su objetivo es facilitar un ajuste de forma temporal de la organización, para afrontar ciertas circunstancias establecidas legalmente y que afectan a la actividad productiva, permitiendo conservar los puestos de trabajo, evitando realizar despidos o un ERE.

Cuidado de menores afectados por cáncer u otras enfermedades graves 

Para poder aplicarse, el titular del derecho debe tener una relación directa con el menor, ya sea progenitor o adoptante, y utilizar ese tiempo para cuidarlo durante su tratamiento. Pese a que esta reducción de jornada también se asocia a reducción salarial, existen ayudas de la Seguridad Social para paliar la diferencia a través de una prestación económica.

Cuidado lactante

Antes conocido como permiso de lactancia, los padres de un bebé de hasta 9 meses pueden destinar una hora laboral para ocuparse del cuidado de su hijo. Puede dividirse en dos fracciones, e incluso acumularse en jornadas completas dependiendo de los convenios colectivos de aplicación.

Cuidado de familiares o personas mayores

Aplicable cuando el trabajador sea responsable de un familiar o persona mayor que no pueda valerse por sí mismo a razón de la edad, una enfermedad o un accidente. Esta persona no debe desempeñar actividad retributiva, además de que debe haber una relación de parentesco entre ambas.

Guarda legal

Se puede utilizar para cumplir con las obligaciones de custodia y cuidados de menores de 12 años, así como de personas con incapacidad física, mental o sensorial que no tengan actividad retributiva. Se necesita que haya segundo grado de consanguinidad o afinidad para poder aplicarse.

Hospitalización del neonato

En caso de partos prematuros donde el bebé necesite de ingreso hospitalario, los padres podrán ausentarse 1 hora del trabajo o reducir su jornada laboral 2 horas para el cuidado de su hijo. Se puede complementar con los permisos de suspensión de empleo por paternidad y similares para ofrecer mayores facilidades a los padres.

Violencia de género

Facilita a las personas que han sufrido violencia de género recibir asistencia social integral y hacer efectiva su protección sin que sea necesario que se tomen una excedencia voluntaria y, en consecuencia, poder perder su puesto de trabajo.

Plan MeCuida

Surgió durante la crisis sanitaria de COVID-19, blinda la opción de los trabajadores a conciliar sus responsabilidades laborales hasta un 100% de su jornada laboral a favor de cuidar de sus familiares, ya sea por la propia enfermedad, cierre de centros educativos u otra causa justificada.

Voluntaria o sin motivo

En el caso de que el empleado quiera pedir una reducción de jornada laboral sin que ninguna de las razones anteriores sea posible, pero que facilite la conciliación familiar y laboral. El empleado deberá negociarlo con la empresa, si es que ello no se contempla en los convenios colectivos, y ésta deberá justificar de forma objetiva su negativa a la reducción.

¿Cómo se puede gestionar de forma eficaz las reducciones de jornada?

VisualTime, como software especializado de RRHH, ofrece soluciones para la gestión del tiempo y la planificación horaria que permiten ver el mapa organizacional completo. Esto agilizará todos los ajustes necesarios para facilitar la conciliación familiar y laboral de cada uno de los trabajadores.

Crear horarios que se adapten a las reducciones de jornada, a la flexibilidad horaria y aún así aporten el máximo rendimiento productivo es posible. Con VisualTime encontrarás la solución adaptativa que necesitas, tanto para pequeñas como grandes empresas.