horario de trabajadores

¿Cómo gestionas el horario de los trabajadores?

9 minutos

El horario de los trabajadores cada vez está sujeto a más consideraciones. Hace apenas una década, era raro encontrar empleados por cuenta ajena con un horario libre, que trabajasen por proyecto u objetivos. La jornada ordinaria se solía realizar íntegramente en las dependencias de la empresa, salvo salidas a visitar a clientes, por motivos comerciales o técnicos.

En la actualidad, la flexibilidad horaria está cada vez más extendida, pero se mantienen empleos en los que se sigue contando con turnos fijos y rotativos, como en la industria, o con horarios estancos, como en la atención al público.

Por ello, casi cada puesto tiene un tipo de horario para los trabajadores, así que las soluciones que se utilicen para la gestión del tiempo de los equipos deben ser totalmente adaptativas a las diferentes idiosincrasias dentro de una misma empresa.

¿Cuáles son los horarios de trabajo y qué tipos de jornada laboral existen?

La jornada laboral se pacta en el contrato con cada empleado, aunque, en muchos casos, este acuerdo viene guiado por lo dispuesto en el convenio colectivo aplicable.

El horario de los trabajadores puede tomar muchas formas (el de los menores de 18 años nunca debería superar las 8 horas). Por ejemplo:

1.       Continuado. No hay interrupciones en las horas de trabajo, aunque hay que tener en cuenta que, si son más de seis, entonces debe concederse al menos un cuarto de hora libre.

2.       Interrumpido. Se conoce como jornada partida y se distribuye de forma que deja libre una hora o más, normalmente coincidiendo con el almuerzo.

3.       A turnos. La hora de entrada y salida al trabajo varía en función de las necesidades de producción. Hay turnos de mañana, tarde, noche y de apoyo. En el caso de los de noche, no pueden repetirse más de dos semanas seguidas.

4.       Horario de disponibilidad. Es el que empresa y trabajador pactan al poner en marcha un acuerdo de teletrabajo y comprende las horas en que el empleado deberá estar disponible online para clientes, compañeros y superiores. El momento de ocuparse del resto de las horas de estos trabajadores es decidido por ellos mismos.

La duración de una jornada completa en nuestro país es de 40 horas semanales como máximo, aunque hay que tener en cuenta que no siempre se trata de tiempo de trabajo efectivo al 100 %. Además, la organización ha de recordar al gestionar al personal de la empresa que se ha de respetar el descanso mínimo entre jornadas.

¿Sabías que pueden fijarse duraciones distintas a la jornada semanal de manera alternativa? Esta opción es posible siempre que en el cómputo anual no supere el máximo legal de horas ni se reduzca el límite inferior pactado.

Otro aspecto a considerar en relación con el horario de los trabajadores es la ampliación o reducción de jornada. La Ley recoge los supuestos en que es posible hacerlo, como es el caso de los trabajadores del mar o de hostelería, en el caso de la ampliación (las horas extraordinarias pueden ser voluntarias u obligatorias). Y, en el caso de jornada reducida, hablaríamos de los trabajadores cuya actividad conlleva riesgos específicos para la salud o es especialmente penosa por las circunstancias que rodean al trabajo, como son los trabajadores de la construcción o los mineros. También pueden aplicarse reducciones de jornada por guarda legal de hijos o lactancia.

Por último, al gestionar el horario de los trabajadores, no hay que olvidarse de los descansos. La ley dispone:

·         Obligación a partir de 6 horas seguidas de hacer 15 minutos de descanso.

·         Derecho de los trabajadores a un descanso semanal de 36 horas seguidas.

·         Obligación de descansar 12 horas entre jornada y jornada.

 Es imprescindible contar con una solución de gestión del tiempo que permita automatizar el control de estos tiempos, para avisar a los supervisores de posibles errores en la planificación que imcumplan la legislación laboral, o también desvios no previstos. Con VisualTime digitalizar la gestión del tiempo a cualquier horario es posible. ¿Cómo?

Visibilidad sobre el horario de los trabajadores

Como ya sabes, gestionar el horario de los trabajadores en una organización implica estar atento a múltiples factores, de producción, legales y de disponibilidad, sin descuidar las necesidades del empleado  y teniendo siempre presente el cumplimiento.

Afortunadamente, esta gestión se simplifica con herramientas automatizadas como VisualTime, que permite mostrar el horario a todas las personas que componen la plantilla desde su portal del empleado. Además, puedes adjuntar también horarios y facilitar que, desde su app, confirmen en qué franja de horas pueden realizar su jornada laboral.

El portal del supervisor facilita hacer seguimiento, conocer las horas de trabajo efectivo realizadas y aporta una visibilidad necesaria para los planes de compensación, para equilibrar cargas de trabajo y para ajustar la planificación.